Ir al contenido principal

Las emociones y sentimientos negativos que más te enferman

Todos los días te mueves en un vaivén de emociones que incluyen desde felicidad hasta tristeza, pasando por la ira. Dejas que fluyan naturalmente sin suponer que algunas de ellas pueden enfermarte. Conoce las emociones negativas que te causan más daño y aprende a vencerlas.
1. El miedo
Puede ir desde una sensación leve de temor hasta el terror extremo. Es un sentimiento útil cuando te avisa sobre algún peligro. Es un mecanismo de supervivencia que te hace responder con rapidez ante situaciones adversas, pero es negativo cuando se convierte en patológico, porque puede desatar fobias o pánico.

La respuesta
El miedo intenso provoca la secreción de distintas sustancias como una respuesta biológica y metabólica que incentiva tres reacciones instintivas posibles: huida, ataque y parálisis. Si te sometes a un miedo sostenido, las cantidades segregadas son mayores y se producen disfunciones en las células y en los órganos.
2.El pesimismo
Es la propensión a juzgar las cosas por su aspecto más desfavorable o negativo. Este concepto es el opuesto a optimismo, que consiste en analizar las situaciones a partir de una dimensión más favorable. Según Winston Churchill un pesimista ve dificultad en cada oportunidad, y un optimista ve oportunidad en cada dificultad.
Hace mal al corazón
Investigadores del Hospital Central de Päijät-Häme, en Finlandia, encontraron que las personas con altos niveles de pesimismo registraban un mayor riesgo de mortalidad inducida por cardiopatía coronaria (CHD, por sus siglas en inglés).
3. Ser hipocondríaco
Las personas con el trastorno de ansiedad por enfermedad están demasiado concentradas y siempre pensando en su salud física. Tienen un miedo irreal de tener o desarrollar una enfermedad grave. Este trastorno se presenta por igual en hombres y mujeres.
Pensamientos negativos
Éstos pueden hacer que de verdad te enfermes. Las personas preocupadas por tener un ataque al corazón, es más probable que en algún momento lo padezcan, según un hallazgo de investigadores noruegos.
La preocupación es nociva
“Las personas con altos niveles de ansiedad o preocupación sobre su salud, tienen alrededor de un 70% más de riesgo de enfermedad cardíaca”, dijo Line Iden Berge, líder del estudio, psiquiatra de la Universidad de Bergen, en Noruega.
Enojarse demasiado
El enojo o el enfado se desencadena por factores como frustración, impotencia, angustia prolongada, desesperación, celos, desconfianza, entre otros. Presentar cuadros de ira de forma constante puede ser fatal para la salud física y psíquica.
Eleva la presión y causa arritmia
La ira eleva la presión arterial y acelera el pulso cardíaco. Según Barb McDanel, del Centro de Salud Penn State Beaver, en EE.UU., “enojarse de vez en cuando no es peligroso, pero si es una emoción crónica, puede tener graves consecuencias, como taquicardía, arritmias o falla cardíaca”.
Cómo vencer la ira
Simples técnicas de relajación como respirar profundamente y ciertas visualizaciones pueden ayudarte a calmar sentimientos de enojo. Cuando estás enojado, tus ideas pueden volverse muy exageradas y demasiado dramáticas. Procura reemplazar esos pensamientos por otros más razonables.

Comentarios

  1. Get all the best alcoholic drinks at Duty Free Depot!

    All the world famous brand name beverages for unbelievable discounted prices.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Destacado

El clásico de terror "Poltergeist" tendrá su propio espacio en el parque Universal Studios de Orlando

Escena de la película PoltergeistLa atracción estará disponible en Universal Studios Hollywood y Universal Orlando Resort

Elvis Presley y su hija, Lisa Marie Presley cantan a dúo "Where no one stands alone"

Play La versión renovada, originalmente en 1967 forma parte de el nuevo álbum póstumo de "El Rey del Rock and Roll"

Alarma por una nueva droga que convierte a los consumidores en "el Increíble Hulk"

Conocida como "Polvo de Mono", el narcótico está generando estragos en el Reino Unido. Video

Las autoridades británicas han alertado de su creciente consumo desde el pasado mes de diciembre